Un cuadro adhesivo con foto es una foto impresa sobre un cuadro de material espumoso con un fondo adhesivo y reutilizable. Esto quiere decir que puedas pegarlo al muro, quitarlo sin dejar un rastro, y pegarlo a otro muro.