Descubre el oeste de Irlanda este verano, conduciendo por la mundialmente famosa “Wild Atlantic Way”. La ruta costera de 2.500 km es la respuesta de Irlanda a la autopista de la costa del Pacífico de California.